jueves, 24 de abril de 2014

Canonización de Juan Pablo II y Juan XXIII (l)

Este blog ha estado inactivo durante bastante tiempo pero no ha sido olvidado. 
Aunque no fue actualizado, a mi regreso comenzaré a integrarlo completo desde el principio a mi blog principal Juan Pablo II. 
Una vez terminada la inclusión de todos los posts, seguiré seleccionando textos de sus visitas a los países de habla hispana en el blog Juan Pablo II.


24/4/2014
Me estoy yendo a Roma….a la canonización de dos santos. Mi "maestro" siendo canonizado por un Papa argentino. Un orgullo y un honor! Qué emoción...
Pido a todos los lectores que me tengan presente en sus oraciones. Yo prometo que rezaré por todos los que leen/lean este blog, de manera muy especial el solemne dia.
Alli unidas a todas las oraciones elevándose a Dios nuestro Señor en un día de fiesta para la Iglesia universal estarán las mías inundándonos con una lluvia de bendiciones, una gracia que sin embargo invito a compartir orando especialmente por aquellas ”almas enfermas de tibieza”  para que también en ellos se encienda la llama del amor de la Divina Misericordia y se sientan atraídas por Jesús  “todo compasión” (último día de la novena a Jesús Misericordioso).

Escribiré mi próximo post desde Roma. 
Invito leer el diario en mi blog principal en honor a Juan Pablo II

sábado, 30 de marzo de 2013

"Resurrexit, alleluia - ¡Ha resucitado, aleluya!".



¡Escuchad, hombres y mujeres de buena voluntad!
Que la tentación de la venganza
abra paso a la valentía del perdón;
que la cultura de la vida y del amor
haga vana la lógica de la muerte;
que la confianza vuelva a reanimar la vida de los pueblos.
Si nuestro futuro es único,
es un compromiso y un deber de todos construirlo
con paciente y solícita clarividencia.


 "Señor, ¿a quién vamos a acudir?"
Sólo Tú, que has vencido a la muerte,
"tienes Palabras de vida eterna" (Jn 6,68).

(Beato Juan Pablo II Mensaje Urbi et Orbi 11 de abril 2004)

FELIZ Y SANTA PASCUA A TODOS!

miércoles, 27 de marzo de 2013

El «hijo del carpintero»

“Jesucristo el hombre del trabajo. El texto evangélico que acabamos de escuchar nos habla del trabajo humano, que para el cristiano encuentra su máxima inspiración y ejemplo en la figura de Cristo, el Hombre del trabajo. Antes de comenzar su labor mesiánica en la proclamación del Evangelio a las gentes, ha trabajado durante treinta años en la silenciosa casa de Nazaret. Desde su primera juventud, Jesús aprendió a trabajar, al lado de José, en su taller de carpintero, y por eso le llamaban el «hijo del carpintero» (Matth. 13, 55). Éste trabajo del Hijo de Dios constituye el primer y fundamental Evangelio, el Evangelio del trabajo. Después, durante su predicación apostólica se referirá continuamente, especialmente en sus parábolas, a las diferentes clases de trabajo humano.”

miércoles, 23 de enero de 2013

El Señor Jesús el primer evangelizador


 “El Señor Jesús es evangelizador —el primer evangelizador— como Pastor y como Puerta de las ovejas. El, no solamente anuncia la verdad, sino que es la Verdad misma dada a los hombres; no solamente señala el camino, sino que El es el camino; no solamente promete la vida, sino que es la Vida verdadera. Ningún otro evangelizador puede decir lo mismo de sí mismo. Y todos los demás evangelizadores, si quieren ser eficaces, han de saber representar e imitar al único Buen Pastor; han de hacer entrar a sus ovejas por la puerta que es Cristo; han de llamarlas por su nombre, con la única voz que ellas .reconocen y que es la voz de Jesús. Proceder de otra manera es, como dice el mismo Jesús, arriesgarse a ser «un extraño» o desconocido.

martes, 8 de enero de 2013

La enfermedad y el encuentro con Dios

“Toda enfermedad grave suele pasar por momentos de desaliento radical, en los que surge la pregunta del porqué de la vida, precisamente porque nos sentimos desarraigados de ella. En esos momentos, la presencia silenciosa y orante de los amigos nos ayuda eficazmente. Pero en última instancia sólo el encuentro con Dios será capaz de decir a lo más herido de nuestro corazón la palabra misteriosa y esperanzadora.”

domingo, 6 de enero de 2013

El sacramento del matrimonio y sus deberes


 “El sacramento del matrimonio nace, como de una fuente, del sacrificio redentor de Cristo, quien con su pasión y muerte comunica la gracia que santifica. Desde la majestad imponente de la cruz, el Señor parece dirigirse a todas las familias, a todos los cónyuges para decirles: «Por ellos me consagro a ti, para que también ellos sean consagrados en la verdad» (Io. 17, 19).
Por eso la Iglesia enseña que en el sacramento del matrimonio «los cónyuges son corroborados y como consagrados para cumplir fielmente los propios deberes, delante del mundo» (PAULI VI Humanae Vitae, 25; cfr. Gaudium et Spes, 48)”.

VIAJE APOSTÓLICA A VENEZUELA, ECUADOR, PERÚ Y TRINIDAD Y TOBAGO 

viernes, 28 de diciembre de 2012

La Iglesia ante el mundo



“Ante un mundo fragmentado y con frecuencia contrapuesto, es necesario que la Iglesia dé testimonio de fidelidad a sí misma, a su Fundador; que ayude a sanar distancias y divisiones; que sepa unir los corazones, salvando las rupturas insolidarias que anidan en el corazón de la sociedad y del hombre mismo, empezando por la fractura entre fe y vida.