viernes, 6 de enero de 2012

El mundo del capital y el mundo del trabajo

 “ es necesario colocar constantemente en primer plano «el principio de la prioridad del trabajo frente al capital» (Ibíd. 12).
A la luz de este principio hay que estudiar el «gran conflicto» que se ha manifestado, y continúa manifestándose entre el «mundo del capital» y el «mundo del trabajo» (Ibíd. 11). Aceptando que el trabajo y el capital son componentes inseparables del proceso de producción, para superar el antagonismo entre uno y otro se impone la necesidad de una permanente concertación de legítimos intereses y aspiraciones; concertación entre aquellos que disponen de los medíos de producción y los trabajadores. Pero, «los justos esfuerzos por asegurar los derechos de los trabajadores, . . . deben tener siempre en cuenta las limitaciones que impone la situación económica general del país. Las exigencias sindicales no pueden transformarse en una especie de "egoísmo" de grupo o de clase, por más que puedan y deban tender también a corregir - con miras al bien común de toda la sociedad - incluso todo lo que es defectuoso en el sistema de propiedad de los medios de producción o en el modo de administrarlos o de disponer de ellos» (Ibíd. 20).”

No hay comentarios:

Publicar un comentario