jueves, 28 de abril de 2011

Me voy a Roma



Cobertura completa de EWTN ceremonia beatificación Juan Pablo II

Me voy a Roma….pocas y sencillas palabras cargadas de emoción, alegría y profunda gratitud.


Me voy….
y prometo postear un diario detallado en mi blog principal
tratando de contarles lo mejor posible los momentos tan especiales que viviremos y compartiremos estos días de fiesta espiritual con la
Beatificación del Siervo de Dios Juan Pablo II, el Domingo de la Misericordia Divina
unidos, desde Roma, a todos aquellos que en sus casas, en sus parroquias, en sus corazones compartan nuestro gozo.
Y aquellos que miran sin poder ver y no logran entender, quedan invitados… solo se pide un corazón dispuesto a recibir la gracia.

¡No temáis! ¡Abrid, más todavía, abrid de par en par las puertas a Cristo! …. ¡No tengáis miedo! Cristo conoce «lo que hay dentro del hombre». ¡Sólo El lo conoce!

- o -
¡No tengáis miedo de Cristo! Él no quita nada, y lo da todo. Quien se da a él, recibe el ciento por uno. Sí, abrid, abrid de par en par las puertas a Cristo, y encontraréis la verdadera vida.

lunes, 25 de abril de 2011

Encuentro de blogueros en Roma




Les comunico una gran alegría (con un poco de atraso ;) : que mi blog Pensamientos de Juan Pablo II ha sido invitado (o sorteado? no lo se porque algunos fueron sorteadosJ) para participar personalmente en el Encuentro de blogueros que se realizará el próximo lunes 2 de mayo en Roma. Fueron recibidas 750 solicitudes y según informaban del Pontificio Consejo de Comunicaciones Sociales
ha sido una “difícil selección para ofrecer, en la medida de lo posible, un cuadro representativo y general de la “blogosfera””

Es alentador analizar que realmente han sido invitados blogueros de las mas diversas procedencias cubriendo un amplísimo espectro de temas donde encontramos “algunos bloggers famosos y otros principiantes; algunos institucionales, otros personales; donde están aquellos que relatan historias personales y otros que narran hechos y sucesos locales e internacionales….. Ha sido emocionante sentirse involucrado en sus historias: las alegrías de la paternidad, las esperanzas de los jóvenes, el dolor de la muerte, el miedo al cambio; sin dejar de mencionar el entusiasmo y las campañas que llevan adelante para promover, en modo particular, la Nueva Evangelización. Para la primera selección se ha tenido que asegurar una presencia diversificada, mientras que para la selección final hemos realizado un sorteo numerando cada Blogger y extrayendo al azar algunos nombres”

Indudablemente estoy entre los principiantes si analizamos algunos de los blogs con contenidos y análisis riquísimos, pero claro, en mi caso, el entusiasmo es lo que me lleva a propagar el pensamiento de Juan Pablo II y su mensaje que trascendió todas las fronteras entre creyentes y no creyentes.
Creo que no hace falta decir que publicaré mi “Diario” de la beatificación desde Roma en mi blog principal (como siempre sin fotografías – a mi regreso! - y sin acentos ;) de estos días tan especiales en Roma.

sábado, 23 de abril de 2011

Juan Pablo II ante la Inmaculada de Zapopán

“No desaprovechéis ninguna ocasión de predicar a Cristo, de esclarecer la fe del pueblo, de robustecerla, ayudándolo en su camino hacia la Trinidad Santa. Sea María el camino. A ello os ayude la Virgen Inmaculada de Zapopán”

jueves, 21 de abril de 2011

Conservad la sencillez de los “más pequeños”

“…conservad la sencillez de los “más pequeños” del Evangelio. Sabed encontrarla en el trato íntimo y profundo con Cristo y en contacto con vuestros hermanos. Conoceréis entonces “el rebosar de gozo por la acción del Espíritu Santo” que es de aquellos que son introducidos en los secretos del Reino (cf. Exhortación Apostólica Evangelica Testificatio, 54).”


miércoles, 20 de abril de 2011

Vale la pena dedicarse a la causa de Cristo

“Vale la pena dedicarse a la causa de Cristo, que quiere corazones valientes y decididos; vale la pena consagrarse al hombre por Cristo, para llevarle a El, para elevarlo, para ayudarle en el camino hacia la eternidad; vale la pena hacer una opción por un ideal que os procurará grandes alegrías, aunque os exija también no pocos sacrificios. El Señor no abandona a los suyos.
Vale la pena vivir por el Reino ese precioso valor del cristianismo: el celibato sacerdotal, patrimonio plurisecular de la Iglesia; vivirlo responsablemente aunque os exija no pocos sacrificios. ¡Cultivad la devoción a María, la Madre Virgen del Hijo de Dios, para que os ayude y aliente a realizarlo plenamente!”