jueves, 22 de diciembre de 2011

Vocación sacerdotal y vida consagrada

“La vocación sacerdotal o a la vida consagrada es una llamada fundamental a seguir a Cristo, a vivir su misterio de gracia, a convivir con El, a ser sus imitadores. Es una invitación a gritar el Evangelio con la vida; cada uno según la especial llamada de Cristo, y todos juntos en la Iglesia.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario