viernes, 25 de noviembre de 2011

Toda familia está llamada a ser santa

“En su infinita misericordia, el Padre Eterno “nos ha bendecido con toda clase de bendiciones” por el misterio de la Encarnación, en la persona de Jesucristo, el Hijo del Hombre que se hace niño, que viene al mundo como un recién nacido en el seno de una familia. De esta manera, toda familia humana, a ejemplo de la Sagrada Familia de Belén y Nazaret, está llamada por Dios a ser santa e inmaculada en Cristo Jesús (Cf.. Εph. 1, 4).”
VIAJE APOSTÓLICO A VENEZUELA, ECUADOR, PERÚ Y TRINIDAD Y TOBAGO
(Beato Juan Pablo II en la Homilía de la Celebración Eucarística en Caracas 27 de enero de 1985)

No hay comentarios:

Publicar un comentario