jueves, 4 de agosto de 2011

A la “familia” de hombres de mar

“¡Ved, qué dulzura y qué delicia convivir los hermanos unidos!” (Ps. 132, 1). Unidos no sólo como peregrinos en busca de la “perdonanza”, sino también porque, aun perteneciendo a distintas regiones españolas —Galicia, Asturias, Cantabria y otras— sois conscientes de formar parte de una gran familia. Y cuando digo familia, pienso en una clase de hombres, los hombres del mar, vosotros, fuertemente unidos por esos lazos entrañables de solidaridad fraterna que distingue a cuantos habéis hecho del mar el escenario habitual de vuestra existencia.”
VIAJE APOSTÓLICO A ESPAÑA

(del encuentro del Beato Juan Pablo II con las gentes del mar en Santiago de Compostela - Martes 9 de noviembre de 1982)

No hay comentarios:

Publicar un comentario