martes, 23 de agosto de 2011

El amor por la verdad en la educación

“El amor apasionado por la verdad debe animar la tarea educativa más allá de meras concepciones “cientistas” o “laicistas”. Debe llevar a enseñar cómo discernir lo verdadero de lo falso, lo justo de lo injusto, lo moral de lo inmoral, lo que eleva a la persona y lo que la manipula. Son estos criterios objetivos los que han de guiar la educación, y no categorías extraeducativas basadas en términos instrumentales de acción, de poder, de lo subjetivamente útil o inútil, de lo enseñado por el amigo o adversario, por el tachado de avanzado o retrógrado.”
VIAJE APOSTÓLICO A AMÉRICA CENTRAL
(del Discurso del Beato Juan Pablo II a los educadores laicos congregados en Leòn, Nicaragua - Viernes 4 de marzo de 1983

No hay comentarios:

Publicar un comentario