domingo, 24 de julio de 2011

Ser fermento y alma de la sociedad

“Nunca podrán olvidar los cristianos que deben ser “fermento y alma de la sociedad” y que en las tareas temporales “la propia fe es un motivo que les obliga al más perfecto cumplimiento de todas ellas según la vocación personal de cada uno”.”
VIAJE APOSTÓLICO A ESPAÑA

1 comentario:

  1. Y cuanta razón van en esas sabias palabras.
    Padre, danos el Espitu Santo que podamos ser fermento, cada uno en la misión que tu nos encomiendas. Y que podamos cumplir con ella alegres y entragados.
    Un abrazo Ludmila.

    ResponderEliminar