viernes, 29 de julio de 2011

La ancianidad es algo venerable

“La ancianidad es algo venerable para la Iglesia y para la sociedad, y merece el máximo respeto y estima. Ya el Antiguo Testamento nos enseña: “Alzate ante una cabeza blanca y honra la persona del anciano” (Lev. 19, 32). “En los ancianos está el saber y en la longevidad, la sensatez” (Iob. 12, 12). Por ello me inclino ante vosotros e invito a todos a manifestar siempre la reverencia afectuosa que merecen quienes nos han dado la vida y nos han precedido en la organización de la sociedad y en la edificación del presente.”


VIAJE APOSTÓLICO A ESPAÑA


(del Encuentro del Beato Juan Pablo II con los ancianos en el Santuario de la Virgen de los Desamparados - Valencia, lunes 8 de noviembre de 1982)

No hay comentarios:

Publicar un comentario