martes, 26 de julio de 2011

Concepto cristiano del trabajo

“El concepto cristiano del trabajo, amigos y hermanos trabajadores, ve en éste una llamada a colaborar con el poder y amor de Dios, para mantener la vida del hombre y hacerla más correspondiente a su designio. Así entendido, el trabajo no es una necesidad biológica de subsistencia, sino un deber moral; es un acto de amor y se convierte en alegría: la alegría profunda de darse, por medio del trabajo, a la propia familia y a los demás, la alegría íntima de entregarse a Dios, y de servirlo en los hermanos, aunque tal donación conlleva sacrificios. Por eso el trabajo cristiano tiene un sentido pascual.”
VIAJE APOSTÓLICO A ESPAÑA
(del Encuentro del Beato Juan Pablo II con trabajadores y empresarios – Barcelona domingo 7 de noviembre de 1982)

No hay comentarios:

Publicar un comentario