viernes, 24 de junio de 2011

Nuestros difuntos viven con Cristo

“Nuestros difuntos “viven con Cristo”, después de haber sido sepultados con El en la muerte. Para ellos el tiempo de la prueba ha terminado, dejando el puesto al tiempo de la recompensa. Por esto —a pesar de la sombra de tristeza provocada por la nostalgia de su presencia visible— nos alegramos al saber que han llegado ya a la serenidad de la “patria”.”
VIAJE APOSTÓLICO A ESPAÑA
(de la Homilía del beato Juan Pablo II en la Misa para los difuntos en el cementerio de la “Almudena” Madrid, 2 de noviembre de 1982)

No hay comentarios:

Publicar un comentario