domingo, 5 de junio de 2011

La función del Obispo

“Los obispos, orando y trabajando por su pueblo, difunden de muchas maneras y con abundancia la plenitud de la santidad de Cristo” (Lumen Gentium, 26).
Esta función de santificador es inherente a la misión de los obispos. Ellos son por vocación “perfectores” (Cfr. Christus Dominus, 15). Es decir, el obispo es alguien que, madurado en la vida evangélica y en la imitación de Jesucristo, arrastra a otros y les ayuda a caminar hacia la misma madurez. O, más precisamente, alguien que, con el ejemplo y el testimonio, la palabra, la oración y los sacramentos, comunica a otros la plenitud de la vida en Cristo que trata de tener en sí mismo.”
VIAJE APOSTÓLICO A ESPAÑA
(del discurso del Beato Juan Pablo II a la Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal de España - Madrid, domingo 31 de octubre de 1982)

No hay comentarios:

Publicar un comentario