sábado, 28 de mayo de 2011

La unidad y la paz con la palabra del Evangelio

“la Iglesia debe ser forma mundi, también en el plan de la paz y de la reconciliación. Por esto, un Pastor de la Iglesia no puede callar el verbum reconciliationis, ni dispensarse del ministerium reconciliationis también para el mundo, en el cual las fracturas y divisiones, odios y discordias rompen constantemente la unidad y la paz. No lo hará con los instrumentos de la política, sino con la palabra humilde y convincente del Evangelio.”


(del discurso del Beato Juan Pablo II a los obispos de Argentina - Buenos Aires Sábado 12 de junio de 1982)

No hay comentarios:

Publicar un comentario